Abigor Leytmotif Luzifer: The 7 Temptations of Man

No comments

abigor leytmotif luziferNacido en los años de madurez del black metal, ABIGOR ha representado el lado explícito satánico del género.  Es este aspecto del black metal el cual muchos consideran como su raíz ideológica auténtica.  Este satanismo se ha de entender bajo la luz de una metafísica teológica, y no una burla atea hacia la religión cristiana. ABIGOR aprovecha la variedad de las formas que tomo el culto a las fuerzas naturales tomó en la prehistoria y la historia de Europa, a pesar de la imposición de las religiones del desierto desde arriba.  Dejándose influenciar por fuentes antiguas, medievales, renacentistas, románticas así como modernas, se permitió ABIGOR continuar la exploración de esta influencia oculta a través de distintos ángulos estéticos en tanto preservaba una voz artística personal.

En general, podemos observar en la música de ABIGOR dos características interesantes de metodología que se han mantenido como constantes a través de su discografía.  La primera de éstas es la tendencia a una estructuración progresiva que se asemeja a una línea recta, y no a los ciclos de música más convencional o a las reformulaciones de la forma sonata de la época clásica.  La segunda es la cualidad de apertura y vaga definición que oscurece la dirección armónica de tal manera que se logra un sentido inconcluso.   Al juntarse contribuyen éstas en cantidades invaluables a la riqueza de la música de ABIGOR.

En lugar de estar conectados a través de un tema o motivo musical, cada nuevo paso en la canción trae una nueva imagen al paisaje vivo que transcurre frente a nuestros ojos.  La consistencia en las expresiones más básicas se conserva adhiriéndose a un conjunto particular de técnicas definidas de manera relajada dentro de un estilo caleidoscópico que converge convincentemente.  La cohesión narrativa es casi palpable y se conserva al mismo tiempo abstracta y profundamente emotiva.  El aspecto caótico que se percibe en la música se debe a esta peculiar división que se extiende hacia arriba y hacia abajo, dejando a la mente racional inútilmente tratando de agarrarse a un clavo ardiendo, buscando un hilo de lógica al cual no se puede tener acceso sino sólo vagamente y por medio de la intuición.

El progreso visto como una línea recta no es más que una ilusión, y lo que vemos son realmente cambios dictados por el mecer de un péndulo cuyo pivote avance sobre una trayectoria insondable.  El movimiento de dicho péndulo oscila entre el recrudecimiento de la Forma y las explosiones de la Fuerza como creatividad fuera de control. ABIGOR ha tomado cada paso en este camino, logrando dar muestras de los posicionamientos del péndulo menor y el mayor, vacilando entre formas entre sus obras, y al mismo tiempo moviéndose hacia los límites del caos.   Es entonces en Leytmotif Luzifer que vemos a estos artistas darle vida y manifestación a la primera estación en el regreso desde estas regiones recónditas de desintegración y fragmentación, mostrando una delineación más estricta que el par de álbumes anteriores mas todavía encontrándose lejos de las formas disciplinadas.

El término musical al que se alude en el título del álbum, leitmotif, no es usado sencillamente como una expresión poética, al menos no del todo.  Trae también ésta una referencia a la esencia del principio de construcción de lo abstracto tanto como de las estructuras vivas de las composiciones.  La densidad de las distintas texturas, tempos, y los rápidos cambios efectuados constituyen una experiencia vertiginosa.  Sin embargo, aquellos con un oído interno agudo lograran distinguir que la mayoría del contenido se encuentra en la superficie.  La corriente subterránea que lo nutre, por así llamarla, es avistada sólo en ciertos momentos desde atrás de la neblina de incontables gestos, y está construida en base a un motivo musical escondido bajo variaciones extremas y adornos densos rococós.  Se nos permite entreverlos en momentos muy breves, o percibirlos bajo distintos grados de condensación, siendo algunos de éstos poco más que el recuerdo de una idea melódica que se desvanece.

Las estructuras musicales están ofuscadas en la superficie, aleatorias nada más en apariencia, pero altamente organizadas en las bases.  Cuando esto es descubierto, los patrones de dirección y cambios de evocaciones emocionales se vuelven transparentes.  Es así como el conocimiento de esta ancla y fuente de emanaciones pletóricas otorga el poder de seguir los cambios de temperamento y gesticulaciones de este diabolus in musica. Como con cualquier cosa que vale la pena, su inteligibilidad transforma su comprensión y ahonda su apreciación.  La adquisición de la llave abre la puerta del misterio, y el frontispicio permanece como un símbolo a ser utilizado en otro nivel de interpretación.  Jamás es destruido el misterio por el entendimiento,  y la falsa impresión solamente puede esconder la edificación lejos de ojos profanos, pero el destruirla no yace en el poder de mentes inferiores.

Tomando los contornos de las ideas melódicas como identidades que definen secciones singulares en las canciones podemos comenzar a ver las demarcaciones que establecen sus límites.  Estas divisiones también nos permiten observar con más detenimiento adentro de cada sección, y además identificar en ellas un humor percibido el cual, cuando yuxtapuesto al resto, nos exponen a una progresión aural, y de ahí, el complejo carácter de cada una de estas composiciones retorcidas.  Dicho procedimiento es posible dado que ABIGOR muestra un estilo claro y muy personal a través de la obra a pesar de la abundancia pasmosa en la cual se manifiestan sus ideas musicales.

La significación proveída por alusiones intencionales arraigadas en la estructura y el aura de estas composiciones de honda espiritualidad expresada intensamente se puede encontrar, al menos parcialmente, por medio de este descifrar.  Echando un vistazo a la organización y siguiendo la guía de las ideas melódicas principales que constituyen el corazón de cada sección, las cuales a veces son solamente un aura nebulosa, podemos observar que las primeras seis piezas están divididas en cinco areas, y la séptima en diez.  Si mezclásemos nuestros descubrimientos físicos con los conceptos líricos, quizás hayaríamos razón para sospechar de un que se han puesto aquí velos e indirecciones.  Puesto que, ¿porqué tendría que la última pieza titulada “Excessus”, tener el doble en cantidad que el resto, cuando están emparejadas tan estrictamente?  Además, ¿no es “Compos mentis”, la sexta pieza, una virtud que contrasta con los cinco vicios anteriores?   Una posible interpretación podría ser la siguiente: Excessus, implica el rebasar límites de toda clase, posiblemente incluyendo un significado de muerte, casi que como una transgresión.  Podemos entonces voltearnos bajo el auspicio de esta realización y, con el conocimiento de la inspiración satánica de la cual surge la misma,  identificar la séptima, no como una tentación sino como un clímax glorioso, y la sexta, la claridad de mente, como el estado requisito.

Es posible que el autor esté esforzando los ojos demasiado y que, siendo ignorante de los designios y opiniones de las mentes detrás de ABIGOR, queda tentando en medio de la obscuridad.  Cualquiera que fuere la situación en cuanto a eso, podemos decir que Leitmotif Luziffer comienza la condensación hacia la forma a lo largo del camino sinusoidal que ha de ser trazado por la evolución infinita de las ideas que lo alimentan. ABIGOR ejecuta la presente labor con maestría concedida por sabiduría ganada y la experiencia de mitad de una vida  perfeccionando su arte.  Es justo decir que este es el trabajo más refinado y profundo en el catálogo de la banda en este momento, mas si el Camino no es abandonado es posible que el pináculo todavía se encuentre adelante en una obra de incomparable belleza barroca obscura.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s