Pío Baroja La Dama de Urtubi

No comments

barojaurtubiLa Dama de Urtubi es un cuento tenebroso que, como muchos en su género, promete más de lo que otorga cuando se le mira superficialmente.  Al mismo tiempo, revela mucha información relevante como para ser solamente un producto de la inocencia y la superstición.  Podemos ver cierto parecido en su modo de planteamiento a La Guarida del Gusano Blanco, excepto que a diferencia de Stoker, Baroja logra mantener la compostura y no se descarrila.  Por otro lado, al ser el propósito del libro inducir una sensación de miedo y hasta de ofensa mediante la propuesta imagen del otro amenazante, no llegamos a ver detrás del telón de los mitos de la brujas por más de un segundo.

Se mantiene de esta manera la sensación de casi llegar a transgredir los límites de lo que el Altísimo permite en su Infinita Misericordia.  El límite nunca se cruza, pues un trato con el mismísimo diablo no son palabras menores y, según algunos, el sólo plasmar en papel su recuento podría invocar fuerzas sobrenaturales indeseadas.  Mas jamás vemos en el libro tales negociaciones infernales, y en lugar de ellas logramos ver en el corazón de La Dama de Urtubi un pintoresco relato folclórico que identificamos como la faz exotérica de la religión europea de la tierra, el agua y la luna.

La técnica por medio de la cual Pío Baroja nos introduce al mundo de las sorguiñas de las regiones campestres de Navarra y País Vasco es a la vez sutil como encantadora.  Nos abre una puerta al costado, nos invita a un paseo casual, en el cual el narrador despierta en nosotros la curiosidad y el asombro, tácticas que son innegablemente comunes del género, pero que no dejan de ser útiles en tanto se permite que surtan su efecto.  Somos nosotros investigadores que junto al narrador como extranjeros curiosos nos volvemos testigos de una tierra y costumbres naturales con las que hemos perdido contacto.  Un pedazo de nuestra humanidad perdido a cambio de las conveniencias materiales de la sociedad industrial.

Es interesante notar que no hay un personaje principal en La Dama de Urtubi, siendo la tal dama nada más un objeto de enfoque alrededor del cual el autor elige representar eventos simbólicos inspirados en realidades lejanas.  Son únicas constantes a través del cuento la sierra imponente, el cielo cambiante y el bosque indivisible, exhalando un aire a veces indiferente, otras veces tanto acogedor como encantador, para luego tornarse amenazante y retador.  He aquí el verdadero protagonista de la historia y manifestación real del Aquerra negro de viril osamenta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s