Gevurahel N.A.S. Parte I

No comments

gevurahel-nas-parte-iLuego de la caída del metal como un movimiento artístico y dinámico en el año 1995, aconteció un tremendo resquebrajamiento que dividió concepciones previas de lo que era el underground y el mainstream.  Fue después de esta fecha que un séquito de fanáticos, diletantes y charlatanes surgió en combinaciones y aspectos que simulaban lo viejo pero que, aunque poseídos de una gran energía, no lograban alcanzar una forma definitiva.  Todo se encontraba en un estado ardiente y fulgurante, y mientras que era difícil encontrar calidad objetiva, grandes expresiones nacieron que jamás habían sido visto antes.  Se encontraba entre éstas la más cruda y espiritualmente auténtica, la cual estaba en línea con los preceptos originales así como los impulsos de índole más pura que corren a través del metal: lo Satánico como experiencia directa, y un ocultismo empírico que viene de raíces tradicionales.  Era ésta música que pretendía no sólo producir un estado mental, sino también vibraciones que crearan energía oscura que estimulara pensamientos sombríos.  Sembrar semillas e invocar energías más allá de toda comprensión human común, por este solo propósito nació en aquel entonces GEVURAHEL.

La primera serie de grabaciones mostraban ya una visión clara de un black metal ritualístico basado en una textura rock esparcida y poco densa en la cual vemos un Kraut rock filtrado a través del black metal, destilando los sonidos brillantes y las expresiones superfluas en tanto se aprovechaban sus fortalezas como música progresiva y atmosférica.  Esta descripción  ha de tomarse con una pizca de sal, ya que su intención es el señalar distintas características en la música sin hacer pretensión sobre la influencia consciente de tal género sobre las mentes detrás de GEVURAHEL.  Sin embargo, la influencia está ahí y cae sobre sus cabezas por medio de la cadena de herencias que da a luz al black metal como descendiente de ese underground progresivo.  Los sentimientos ocultos de lo viejo se vuelven los matices explícitos adversariales de lo nuevo.  GEVURAHEL muestra la vivacidad de la verdadera creatividad artística: un estilo general definido que alojado en la base de la música permite que una variedad considerablemente amplia de cosas se puedan decir a través de él.

Un Obscuro Ego Celestial viene al mundo en 2008 mostrando un resultado muy distinto al de sus predecesores; una metodología distinta basada en las mismas decisiones estéticas rudimentarias.  Desde el punto de vista estructural, los motivos musicales se manejan de manera flexible aquí.  Y aunque se podría decir que riffs adyacentes están relacionados no por la manipulación directa de motivos musicales precisos, pero si por medio de una degradación gradual del uno al siguiente.  Estas nebulosas relaciones que requieren una intuición profunda de parte del compositor le permiten percibir y regular cuidadosamente la energía y el carácter de cada sección (expresados en la dinámica de intensidades, velocidad de notas y la textura) para proveer una personalidad coherente a la pieza musical.

Hay aquí una narrativa, pero el proceder intuitivo parece trabajar en más dimensiones, aparentemente creando un espíritu y no solamente escribiendo una historia.  Se permite la afluencia de cierta cantidad de caos a través de canales dirigidos, haciendo difícil el descifrar si la degradación progresiva es causada por la magnitud de esta marejada de Energía fuera de control o por una deliberadamente débil fuerza de restricción contra la Forma.  La etérea coherencia de Un Obscuro Ego Celestial se debe en gran parte al flujo natural de esa energía liberada.  La dirección consciente del compositor funciona tan solo como un medio para estructuras que se construyen por sí mismas, y cuya identidad progresa desde una claridad a una desintegración absurda, después de lo cual la próxima semilla aparece.

Para entender a GEVURAHEL es además necesario que uno tenga cierto conocimiento de El Libro de Sassstia, un escrito traído a la existencia a través del mismo Temptor Princnegsur que actúa como un portal y nexion para la entidad musical que estamos discutiendo.  Originalmente escrito en español, El Libro de Sassstia fue luego exquisitamente traducido al inglés por el caballero Akherra Phasmatanás, y consiste de un compendio de revelaciones satánicas en la forma de declaraciones crípticas que no responden a reclamos de nadie, y cuyo significado no es revelado fácilmente en su totalidad a la mente racional por sí sola.  Requiere cierta forma de capturárseles con una actitud dispuesta, un estudio de ciertas tradiciones pasadas, y una meditación activa sobre ella que la deja entrar y se mueve sobre la obscuración mística.  En el libro podemos encontrar historia cosmogónica, profecía velada y una invitación abierta a establecer una conexión peligrosa con fuerzas más allá de nuestro control.

En N.A.S. Parte I, siete años después del lanzamiento oficial de su álbum anterior y lo que originalmente era un retiro artístico, GEVURAHEL es visto en su encarnación más transparente y lúcida.  Es transparente ahora en forma, como si la expresión hubiese sido perfeccionada.  Y una claridad de propósito se entiende como trabajo concretado marchando sobre el decimooctavo camino, el del carro en pie de guerra.  En lugar de transmitir alusiones e ideas relacionadas al ritual, se nos otorga una ceremonia en forma de notas musicales.  Mas no hay carencia de contenido musical, porque cuando los elementos que se encuentran dentro de esa fina neblina, se consideran en cuanto a las relaciones que los unen, un patrón ininterrumpido de ideas lúcidas se descubre el cual sostiene la atención de la más distraída mente como si se le sostuviese en el completo dominio de un trance hipnótico.  Las ideas y disposiciones emocionales nunca antes habían fluido tan naturalmente y florecido con tanta necesidad de la tierra negra de GEVURAHEL.

Tradicionalmente, el metal ha sido completamente basado en el riff, de manera que el ímpetu de las canciones viene en parte de su desarrollo estructural pero es aún más dependiente de la potencia producida por el ataque de las frases distorsionadas.  Composiciones más elaboradas han sometido el rol de riffs individuales a la autoridad del espíritu de la obra total.  Hemos visto esto en su mayor expresión el trabajo inicial de At the Gates, y luego llevado a destinos recónditos y caóticos por el gran AbigorGEVURAHEL, deja que la música respire a su manera, y en N.A.S. Parte I permite que un vacío con propósito exista en la textura el cual es constantemente roto por guitarras que llevan los motivos musicales.  Éstas rupturas melódicas y punzantes parecen ser símbolo o saludo que emula a Aquel Quien como Relámpago Centellante se atrevió a cruzar el Abismo y rompió el Silencio.

Las variaciones de motivos musicales como la base de relaciones de riffs son claras pero no tan evidentes como para indicar una falta de creatividad.  Esto se puede observar en la forma en que los patrones se usan los cuales por sí solos no amontan a mucho, pero que en un gesto Beethoveniano, son transmutadas en las semillas de corrientes de ideas.  La frecuencia musical general alrededor de la cual las guitarras circulan es alta y punzante como garras sobre hierro.  Se mantiene en las nubes y hace del oscuro cielo su morada, permitiéndose incursiones hacia areas más graves tan sólo ocasionalmente y nunca sin propósito.  Estos movimientos orgánicos no temen emprender vuelos vertiginosos ni tampoco descartan cadencias litúrgicas como opciones.  Se mecen éstas en un espacio abierto dejando que la batería exceda sus obligaciones metronómicas para dar cabida a un arte de percusión metal que es minimalista mas no conformista.  Las vocalizaciones son teatrales y ricas, agregando así una capa de significado a la música que las hace indispensables al arreglo de sonidos.

El N.A.S. Parte I de GEVURAHEL no ha de ser considerado como una diversión momentánea, la única alternativa disponible para su percepción siendo la atención de la mente completa.  Una mente ocupada de esta manera será empujada aún más allá de lo que espera – tal es la conexión natural a la cual sus ganchos se prenden y los regalos que otorga cuando se entrega uno a ella sincera y totalmente.  El meditar sobre esta ceremonia dará fruto abundante que brotará dentro del que la escucha; fruto que crecerá cuando el ojo de la mente esté abierto a su infiltración y su consiguiente infección de los sentidos internos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s