Selecciones de Fin de Año MMXVI

No comments
"Volvimos con afán a nuestras lecturas, y repasamos, una vez más, las historias y leyendas de La Antigua, que tan vagamente arrullaron nuestra infancia. Amábamos intensamente aquella ciudad como a una madre misteriosa que nos alimentara de fábulas y de fantasías; imaginándonos que ella transmitió a nuestras almas ese cálido anhelo de lo ignoto y esa irresistible pasión por el pasado que nos embriagaban de ilusión y de dolor. Por ella, sin duda, por haber nacido en su seno fecundo en quimeras, éramos tan vibrantes, tan sensitivos y tan torturados por el implacable torcedor del pensamiento. Por ella nos amábamos con un amor tan intenso y tan dulce, sobre el que sentíamos pasar un soplo trágico, aún en nuestras horas más puras y deliciosas. La amábamos quizá con más dolor que placer, comprendiendo que todo lo que en nosotros se agitaba de extraordinario y de triste, lo debíamos— fuera de nuestro singular organismo, en que se marcara, tal vez, algún maléfico sello ancestral— a su ambiente propicio a las abstractas soñaciones, a su antaño que nos saturó de su fúnebre poesía y a la melancólica belleza de su paisaje, que semeja una florida necrópolis, digna de acoger para siempre en su recinto a las mujeres más espirituales y a los soñadores más ilustres." --Froylán Turcios
“Volvimos con afán a nuestras lecturas, y repasamos, una vez más, las historias y leyendas de La Antigua, que tan vagamente arrullaron nuestra infancia. Amábamos intensamente aquella ciudad como a una madre misteriosa que nos alimentara de fábulas y de fantasías; imaginándonos que ella transmitió a nuestras almas ese cálido anhelo de lo ignoto y esa irresistible pasión por el pasado que nos embriagaban de ilusión y de dolor. Por ella, sin duda, por haber nacido en su seno fecundo en quimeras, éramos tan vibrantes, tan sensitivos y tan torturados por el implacable torcedor del pensamiento. Por ella nos amábamos con un amor tan intenso y tan dulce, sobre el que sentíamos pasar un soplo trágico, aún en nuestras horas más puras y deliciosas. La amábamos quizá con más dolor que placer, comprendiendo que todo lo que en nosotros se agitaba de extraordinario y de triste, lo debíamos— fuera de nuestro singular organismo, en que se marcara, tal vez, algún maléfico sello ancestral— a su ambiente propicio a las abstractas soñaciones, a su antaño que nos saturó de su fúnebre poesía y a la melancólica belleza de su paisaje, que semeja una florida necrópolis, digna de acoger para siempre en su recinto a las mujeres más espirituales y a los soñadores más ilustres.”
–Froylán Turcios

§ Algunas palabras


Se ha decidido aquí seguir el espíritu que se adjudica esta empresa de arte y su curación: sub specie aeternitatis. No pondremos aquí ningún trabajo que no creamos digno de ser recordado para la posteridad como un trabajo total, no solamente satisfactorio sino como una obra sin reproches, total, holística, coherente y contenida dentro de sí misma.

En esto sigo mi propio sentido, el cual es falible, además de que estoy seguro de no poder estar al tanto de todas las publicaciones del mundo. Hay tanto ruido y estorbo que es muy difícil tener el tiempo para encontrar lo que realmente vale. De cierta manera, los álbumes que resaltaré son meramente el reflejo de mi gusto y criterio en este momento. Le dejo la labor más dura y objetiva de seleccionar el “mejor metal del año” en distintos grados a individuos que tradicionalmente lo hacen muy bien. Me tomo la libertad también de incluir algunos álbumes que no se publicaron en este mismo año pero que descubrí o redescubrí en los últimos meses, tomando inspiración del método de otros.

Dicho esto, cabe mencionar que aunque la música usualmente muestra su valía real después de muchos años, es posible, con algo de experiencia, juicio e intuición, discernir a que le falta una chispa de talento o inspiración original a nivel musical de primeras a primeras, y a lo que podemos dejar en un tal vez. Contra esto habrá mucha vociferación impertinente e ignorante “igualitaria”, pero eso tiene poca importancia.

Para cerrar, es pertinente aclarar que si bien aquí nos concentramos sobre música metal de un tipo y orientación bastante específico, este no es un sitio acerca de metal per se, pero si sobre metal y otras clases de formatos como canales y medios hacia ciertos sitios y estados mentales. Queda como tarea de cada lector y oyente descubrir cual es la dirección y espíritu mencionados.


§ Fantasmas del pasado


obscureages1

Abyssum — Obscure Ages

 Esta es una serie de demos grabados en un ambiente crudo los cuales fueron luego editados, agregándoseles capas de sintetizadores y efectos. Las grabaciones originales se hicieron entre los años de 1996 y 1998. Su compositor las guardó todos estos años hasta que llegó el momento, hace unos meses, en el cual le pareció propicio sacarlos a la luz.  Se imprimieron copias limitadas y se han distribuido localmente adentro de Guatemala nada más, aunque habemos algunos que tenemos los dedos cruzados por tener la oportunidad de tener una copia en nuestras manos.

El autor tiene la fortuna de estar, todavía, en las buenas gracias del artista detrás de este proyecto tan enigmático como obscuramente cautivador. Dicha situación ha hecho posible que se pueda escribir aquí un comentario corto después de haber experimentado la que es posiblemente la obra más obscura de Abyssum hasta la fecha. Cada una de las grabaciones de Abyssum son evoluciones de temas cuyos esqueletos e ideas principales fueron compuestas a mediados de los años noventa. Sin embargo, en las Edades Obscuras hay mucho material que no se escucha ni en grabaciones anteriores ni posteriores.

En general, hay algo tenebrosamente fino acerca de la música de Abyssum, pero entre la locura minimalista de los arreglos y los efectos muy bien planeados se suscita aquí una atmósfera incomparablemente terrorífica que ha hecho correr escalofríos por mi espina cuando capturo sus momentos y detalles con atención y en el estado mental correcto. Mientras que en Thy Call lo que encontramos es un adentramiento en la imagen astral de los bosques y montañas, y en Poizon of god algo como una emanación e influjo de los ritmos celestiales a través del vacío infinito, en las Edades Obscuras la palabra que más se asoma en mi mente es específicamente BRUJERÍA. Suave, sutil, aterradora, desgarradora, fatal y sensual brujería. La brujería como el poder humano en comunión con el subsuelo, el agua, la sangre y la luna.


Graveland — Carpathian Wolves – Rehearsal 1993

 Podría parecer excesivo el traer un demo de Graveland a colación en el año 2016 si las publicaciones oficiales de la banda en aquellos años, incluyendo el Carpathian Wolves original de 1994, ya eran poseedoras de ese famoso necro-sonido en las dosis perfectas, que permitía que se escucharan los instrumentos claramente mientras atacaba al oyente como lobo que escupe un aullido en su cara. Sin embargo, habemos quienes encontramos el valor en demos y ensayos siempre y cuando el contenido musical se encuentre allí, los cuales dejan ver cierto grado des espontaneidad y creatividad momentánea que generalmente se neutraliza durante la grabación oficial para obtener un producto más formal y firme. Siendo así, es posible que lo que encontremos aquí no sea para todos; quizás demasiado acuoso o lodoso, lo cual es mucho decir considerando el suculento sonido del álbum oficial.

No hay vocales ni sintetizadores en las seis de las grabaciones del ensayo principal, permitiéndonos así apreciar la música en detalle. Se muestra, en mi opinión, notablemente más flexible y viva que la meditación constante y repetitiva que notamos en el Thousand Swords que le sigue a este álbum. Son, definitivamente, experimentos muy distintos que muestran a un Robert Fudali de mente exploradora e inquisitiva respecto a las dimensiones y límites de su sonido único. El ramaje frondoso de su estilo ha sido plagiado sin obtener los mismos resultados, por estar este tan fuertemente arraigado en la personalidad del artista que sirve como suelo invisible mas rico en nutrientes.

Carece quizás, este ensayo, del tono más militante que vemos nacer en el álbum oficial, mas por los espacios naturales creados en un ambiente vivo y situación menos controlada o editada, sentimos el culebreo de la energía cruzar la obscuridad y el rayo que parte de la tierra que pisamos surgir en torcida columna atravesando nuestro cuerpo hasta tocar cielos y nubes sobre nuestra cabeza. La sensación que podemos capturar es acaso menos compacta, pero por ende más liberada, más expansiva y no menos clara. Las curvas se describen más claramente, el respirar del músico es palpable y el contraste entre los parajes visitados más pronunciado sin causar un choque que le reste a la naturalidad enfática del desempeño.


§ Redescubrimiento y coronación


Burzum — Filosofem

 Aquellos quienes aman la música de Burzum siempre están en constante debate en cuanto a cual sería el álbum definitivo del proyecto. La inquisitiva nunca ha tenido, ni por cerca, una respuesta definitiva. Entre más cercano se es a la música de Burzum, el individuo mismo tendrá épocas en las que se acerca más a una de sus obras y otras en las que pareciese migrar hacia el sentimiento de alguna posterior o anterior. Al ser comparado la presente obra con las anteriores se puede vislumbrar un sentimiento de opacamiento, maduración y finalidad.

En aquella época éste fue el último álbum de metal que se publicó bajo el nombre del proyecto; la mano escribiente estando tras las rejas por crímenes cometidos y no cometidos haciéndolas de chivo expiatorio, tornó su atención entonces hacia la música sencilla de sintetizadores. Se ven en Filosofem, antes de ese cambio, una colección de influencias que ya han sido refinadas y destiladas al punto que su forma manifestada es innegablemente Burzum, tanto en su formato black metal “atmosférico” como se le conoció después, como en las pistas de guitarra eléctrica ambient tanto como en su extraña y muy repetitiva pista a lo dungeon synth cuyas sutilezas pocos saben apreciar y mucho menos utilizar.

Es un hecho casi indiscutido que Burzum representa una influencia inmensa para todo el género, pero pocos entienden la relevancia musical y ultra musical que emana mucha de su música. Muchos son los que se ven confundidos por la aparente simplicidad de la música de Burzum, pues su complejidad no se encuentra en el exterior, en la rapidez de dedos o en el amontonamiento de arpegios, sino en la evolución perceptiva y natural de pistas y obra entera. Sus álbumes son monumentos vivos a la creación orgánica y unitaria del universo, especialmente en su expresión de vida terrestre.

Filosofem, cuarto álbum de una serie de clásicos irrefutables del género, fue grabado cuando su autor, Varg Vikernes, acababa de cumplir los 20 años de edad. Arrogante individuo, sin lugar a dudas y con mucha razón, mas de inmensa valía.

burzum filosofem lp inside


§ Susurros de la Serpiente


S.V.E.S.T. — Veritas Diaboli Manet in Aeternum

Fácil es confundir este monstruo de obra con la bazofia que compartió un espacio con ella cuando se le lanzó en un split con los charlatanes de Deathspell Omega. Mas cuando se le inspecciona en detalle, tanto de manera técnica en cuanto a su composición así como en la percepción intuitiva de su flujo y proporciones, descubrimos en la mitad de S.V.E.S.T. una articulación musical coherente, aunque algo alocada, en una sucesión de momentos atados de manera suelta pero temática, con varios riffs aparentemente creciendo a partir de raíces motíficas similares. La curva narrativa se mira afectada por distorsión compositiva y la necesidad de expresar lo diabólico que ha de ser, por necesidad interna, confuso y arrebatador.

Podríamos delinear similitudes de aura e intensidad entre esta obra de S.V.E.S.T. y el Channeling the Quintessence of Satan de Abigor la cual, al menos en mi mente, intenta traer a nuestra esfera la misma clase y calidad de energías. Pero donde los franceses pisan cuidadosamente cada frase de invocación, los austriacos parecieran tomar la ruta de un caos más literal, como en un ritual de frenesí. En aquel punto no había Abigor abandonado todavía toda metodología respetable de música y logró así crear una metáfora de ese desorden y energía desenfrenada en una creación plasmada en detalles rococós. S.V.E.S.T. se muestra más sabedor de su arte y encaja metáfora, propiedad musical y trascendencia holística en una obra de black metal que se aproxima a la metodología del rock progresivo original de la década de los setenta.


El peligro uiene en ſuaves ſilbidos,
cortos e non tan prolongados, quebrando
la ſerenidad del qve lleua, ſu ignorancia
con paciencia, qve a la precaución enajena.

¡Criatvra de mis fatales paſiones,
indolente ante el deſcuidado qve tvrba,
tvs dominios alçados por tvs intentos
de preuenir, el pie qve pueda mancillar tv ondulante forma!

E en la negrura de la naturaleza,
qve deſprende ſus formas, temible e miſterioſas,
ſobreſales uictorioſa, con tv hechizante cola,
qve ſe agita, commo campana caſcada de vna ygleſia oluidada.

E en tv ira pendiente, mueſtras, patrona de las tragedias;
la curuidad ſutil de tvs marfilados colmillos,
donde la mverte ordeña con paſión e eſmero,
tvs tan conocidos e temidos venenos.

E eb el uiejo edén, donde los amantes de las primeras luxurias,
enſayaban nuevos placeres, para extaſiar, en completo delirio,
a ſus fiel eſpectador, de naturaleza mórbida,
qve obſerva en las alturas, ſu reino lleno de arrepentimiento,

diſte, a los tendidos amantes, luego de vn gozo prolongado,
la tentación inmenſa de vn ardor curioſo, mas tentador,
qve el ardor qve deſtilan dos cuerpos diſpueſtos a vencerſe con paſión.

—’La Serpiente’ de Adamas Noctum, El Fuego del Shalhebiron


§ Ecos de un tiempo mejor, acaso olvidado


vindalv

Vindalv — Æptir Pushende Ar

Un mágico viaje se nos presenta en un formato conocido por algunos como Dungeon Synth, lo cual de por sí define ya el tono sombrío e impersonal característico de este genero. Algunos describirían esto como melancólico, pero ésta no es precisamente la palabra adecuada. El tono y la atmósfera no se limita al sentimiento de un ser, y parece más bien envolverlo todo y encarnar el flujo de energías en dimensiones espaciales y temporales eónicas. Vindalv, sin embargo, nos cuenta más ayudados por una fineza técnica en la composición que les permite modular más y también hablar de algo más cercano a la perspectiva humana, al menos cuando ésta dirigía su atención a sus alrededores naturales y no había sido entorpecida por la tecnología.

Hay mucho que explorar, experimentar y absorber en Æptir Pushende Ar, aunque parezca este haber sido olvidado en las mareas del tiempo. El tipo de obra musical merece ser olvidada por todos menos quienes la puedan apreciar. No vendría a nada distribuirla entre más personas que seguramente no comenzarían a poder apreciarla. El curar música oculta que nunca fue producida a nivel comercial o masivo es la protección de tesoros escondidos. Joyas de mucho valor espiritual e introspectivo se han de encontrar por nosotros y por generaciones en el futuro para inspirarlos en vida y obra propia.


Knut Hamsun — La Bendición de la Tierra

La historia de este libro trata de la llegada de Isak a una región de bosque apartada de Noruega cuya habitación más cercana es un pequeñísimo pueblo que yace una distancia considerable. Seguimos su vida, su esfuerzo, sus pesares y sus triunfos a través de décadas. Mas no es este una historia sobre dramatizada o afectada, más bien notamos que el énfasis del autor está en el valor del sobrellevar obstáculos, sin negar ni aminorar en su narración la gravedad de las circunstancias. Es también La Bendición de la Tierra una alabanza del trabajo duro y juicioso del colono y granjero, sin dejar de mostrar las trampas en las que caen y las desventajas en las que se ven usualmente cuando viene algún pícaro o señor de negocios de las ciudades.

Esta obra del autor noruego Knut Hamsun llega a nuestras manos traducida a un español sobrio, austero y con mucha clase. Las oraciones sencillas y el experto juego de perspectivas, tiempo y tono engañan, y hasta pueden pasar desapercibidas al comienzo. A medida que transcurre el libro uno se va dando cuenta de los dotes del escritor tanto en su técnica como en su sensibilidad y empatía para con personajes de toda clase. Encontramos también una ligereza entre lo jovial y lo turbio, entre lo suave y lo abrupto. Knut Hamsun logra una union magistral de opuestos al punto que estos se disuelven, dándonos una imagen clara y pura de la vida tal y como es para quienes pueden entender dicha disolución.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s